Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Puedes escuchar el artículo aquí:

Tipos de archivo de empresa

Te resumimos muy rápidamente la definición de los tipos de archivo que existen en las empresas y cómo gestionar el archivo histórico.



Un archivo de empresa es, por definición, privado. Dependiendo del tamaño de la empresa, nos podemos encontrar con los siguientes tipos:

  • Centrales: toda la documentación está bajo la responsabilidad de una sola dependencia, la cual posee personal especializado que se encarga de todos los proyectos archivísticos.
  • Descentralizados: en este archivo, cada dependencia de la empresa tiene su propio centro de documentación, presentándose en ocasiones carencias en lenguajes y vocabularios comunes, normalización y sobrescostos. Por ello, es de vital importancia que se reciba una consultoría en gestión archivística, con las normas ISO pertinentes y que se cuadren los procesos documentales, a través de una empresa especializada en este tipo de tareas, si es que se quiere organizar la información con un formato similar para que sea recuperable por cualquier persona de la organización, independientemente del departamento que sea.
  • Descentralizados con control central: cuando existe una unidad de archivo central que recoge periódicamente todos los documentos (a través de las llamadas "transferencias") y se encarga de diseñar e implementar políticas archivísticas.
Image
Image

Cómo gestionar el archivo histórico de la empresa

En muchas ocasiones, las empresas que manejan una gran cantidad de documentación requieren de otras entidades que se encarguen de su custodia y archivo (sobre todo cuando hablamos del archivo histórico o pasivo, que apenas se utilizará en el día a día del trabajo empresarial), que se encargue de su conservación, organización y custodia de modo seguro.

Los metros cuadrados que ocupa el archivo pasivo de una empresa del centro de la ciudad, que podría ser ocupado por un trabajador o habilitado para otras funciones, es también otro factor importante a tener en cuenta a la hora de externalizar la custodia del archivo pasivo.