teléfono 916 591 311 email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ciclo de vida de los documentos - El sistema archivístico español

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
¿Cuáles son las fases por las que pasa un documento físico a lo largo de su existencia? Descubrimos las claves para comprender el ciclo vital de los documentos en papel y las fases de su custodia. ¿Qué es el Archivo central? ¿Y el Archivo General de la Administración? ¿Para qué sirven?

ESCUCHA AQUÍ EL ARTÍCULO:

Ciclo de Vida de los Documentos

¿Sabías que un documento nace, crece y se custodia o muere? ¿Y que en muchas ocasiones resucita?

Pues sí, un documento se parece mucho al desarrollo de un ser vivo y es que, aunque parezca una exageración, los documentos poseen su propio ciclo de vida.

En pleno siglo XXI los documentos también se generan (y cada vez más) en formato electrónico. En este post nos referiremos al recorrido que seguirá un documento de archivo en formato clásico papel (según el Diccionario de Terminología Archivística, un documento de archivo es el testimonio material de un hecho o acto elaborado de acuerdo con unas características de tipo material y formal). También existen los documentos en formato electrónico puesto que las características que reúne un documento no varían al cambiar de formato. Lo importante aquí no es el soporte del que estén hechos sino la información que contengan. Para que un documento sea considerado de archivo ha de ser creado como resultado de la actividad del organismo que lo albergue. Y es que dependiendo de esta información, tendremos documentos más longevos que una tortuga de las Galápagos o documentos que estarán predestinados a “morir” muy pronto. Y es que convendrás con nosotros que no es lo mismo un privilegio rodado del siglo XIV que una multa de tráfico del siglo XXI. ¡Aunque ambos sean documentos!

Si lo piensas bien cualquier documento nace para dar constancia material de un hecho o de un acto, ese es su valor primario. Pero pasado el tiempo el valor primario (el de proveer valor probatorio a una actividad) deja de tener tanta importancia. Es entonces cuando puede empezar a aumentar su valor histórico o cultural, el llamado valor secundario del documento. Por eso un privilegio rodado tiene una vida tan larga. En el momento de su creación sirvió para dar constancia de la concesión de una gracia o prerrogativa a una persona, pero pasado el tiempo lo conservamos celosamente debido a su alto valor histórico. Sin embargo, una multa de tráfico no parece ser tan importante a priori.
Image
Y aunque ya hemos hablado alguna vez de las diferencias y distintos tratamientos entre un archivo vivo o un archivo histórico, hoy nos centraremos en el camino que los documentos públicos de archivo recorren.

Como decíamos, los documentos también tienen distintas fases de actividad o ciclos vitales. Casi como los seres vivos. Al principio se encuentran muy activos y según va pasando el tiempo esta actividad disminuye hasta desembocar en la inactividad completa. ¡Aunque ojo! Como señalamos al principio de este post, los documentos también tienen la capacidad de “resucitar” y volver a su fase activa. Estos ciclos están regulados en España por el Sistema Archivístico Español.

Sistema Archivístico Español

Fase activa: archivo de oficina

Los archivos son las “viviendas” de los documentos. 

Dependiendo de la etapa vital en la que se encuentre un documento lo podremos encontrar en un archivo diferente, ya que cada archivo trata y custodia la documentación de manera distinta. Hablemos de un documento administrativo cualquiera. Al nacer tendrá que ser custodiado durante 5 años aproximadamente en un archivo de oficina porque será

habitual presentarlo o disponer de él para dar constancia de un acto administrativo o como parte para completar un expediente. Por seguir con el ejemplo anterior, imaginad una multa de tráfico. Al principio será consultada de manera habitual por múltiples motivos: para saber si ha sido pagada, si conlleva una sanción administrativa además de la económica, por si tiene que ser presentada en un juicio o para otras circunstancias.

Pero con el tiempo y una vez cumplido su cometido, será cada vez menos habitual consultar o disponer de dicha multa. Nuestra pobre multa quedará relegada y tendrá que pasar a su siguiente ciclo de vida documental: el archivo central.

Fase semiactiva: archivo central

El archivo central es un archivo donde pasan todos aquellos documentos de archivo que se encuentran en una fase semiactiva, es decir, que ya no se consultan habitualmente pero que pueden ser requeridos en un momento dado y volver así a su fase activa. Este archivo suele nutrirse de la documentación aportada por los archivos de oficina. Custodia la documentación unos 15 años, aunque esto varía dependiendo de la capacidad de espacio que tenga. Estos archivos centrales sirven para la recogida, ordenación, clasificación y custodia de la documentación producida por las diferentes unidades administrativas, de los ministerios por ejemplo.

Armarios archivo oficina

Fase ¿inactiva?: expurgo, archivo intermedio y archivo histórico

Transcurrido el tiempo debido, la documentación de estos archivos entrará en una fase inactiva y deberá proseguir su viaje. Es entonces cuando aparece en escena el

Archivo Intermedio, en la Administración Española es el Archivo General de la Administración (AGA) creado en 1969. Allí los documentos de archivo pasarán 25 años más hasta que les llegue la transferencia definitiva al archivo histórico, en el caso que nos ocupa, al Archivo Histórico Nacional (AHN). Aunque la transferencia definitiva no siempre se produce debido a la falta de espacio que tiene el AHN, pues actualmente se encuentra saturado a pesar de las últimas reformas y ampliaciones de las instalaciones. Por eso el AGA  simultanea sus funciones de Archivo Intermedio, recibiendo anualmente documentación con más de 15 años de antigüedad, con las de Archivo Histórico, conservando la documentación de carácter histórico.

Image
Y así llegamos al final de nuestro viaje. Hemos seguido el periplo de un documento de archivo que se formó en un archivo de oficina y que fue sirviendo en diferentes fases para dar testimonio de una actividad. Hemos hablado de un documento con suerte. Ha conseguido pasar de un archivo a otro, transferencia tras transferencia hasta llegar a su destino definitivo en un archivo histórico. Deberíamos señalar que no todos los documentos corren la misma suerte. Muchos de ellos son expurgados por su bajo valor secundario (valor cultural e histórico). Y aunque las características y posterior tratamiento de un documento del ámbito público puedan diferir a la del ámbito privado, todos ellos tienen en común la información. No olvidemos que todos son información registrada producida o recibida durante la iniciación, desarrollo o terminación de una actividad. Con suerte, nuestro documento acabará en las instalaciones de un archivo histórico pudiendo ser consultado por historiadores e investigadores. Todo dependerá de la relevancia y el valor de la actividad que refleje el documento. Y nuestra pobre multa no parece ser la mejor candidata para ser custodiada de manera definitiva…

Contactamos Contigo:

Aceptación de Políticas.

Boletín de Noticias

Sector
Área
Please wait

Artículos más leídos

Especialidad Normadat

Digitalización de documentos, Custodia de backup, Backup online remoto, Custodia de archivos, Montaje de instalaciones de custodia, Organización e inventariado de documentación, Servicios a bibliotecas, Destrucción confidencial certificada, cumplimiento LOPD...

 

Formas de Contacto

Centro de Soporte
Chat ONLINE
Tel: +34 916 591 311
Email: normadat@normadat .es
Website: www.normadat.es

Canales Sociales

   

Certificaciones

Normadat certificada en ISO 9001 de Gestión de Calidad Normadat certificada en ISO 27001 de Gestión de la Seguridad de la Información
Normadat servicio certificado Destrucción Confidencial Normadat certificada en UNE-EN ISO 14001 GA-2014/0182

Subvenciones

Subvencionados por el programa de impulso a la contratación de jóvenes inscritos en el Fichero del Sistema Nacional de Garantía Juveníl, en el ámbito de la Comunidad de Madrid

Este sitio usa cookies propias y de terceros.

Si no cambias la configuración del navegador, aceptas su uso para tener una mejor experiencia de usuario. Saber más

OK

En Normadat utilizamos cookies propias y de terceros para un correcto funcionamiento del sitio y análisis de navegación para la optimización de la web. Si no cambias la configuración del navegador entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Url de la política de cookies de normadat: Política de Cookies.