Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Índice del artículo


Alrededor de esta mesa se sentaron Mar España Martí, Directora de la AEPD, Marcos Gómez Hidalgo de INCIBE, Pablo de Carvajal, Secretario General de Telefónica España y Pedro Martín Jurado del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Se habló del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos en el que el modelo cambia a un reglamento más preventivo donde se regulan aspectos como el derecho al olvido o a la limitación.

Se incidió en un aspecto interesante, y es que el consentimiento tácito que operaba hasta ahora, deja de ser legal. Para que se dé, tiene que ser explícito.un minuto en internet

Gana en importancia la figura del Delegado de Protección de Datos como garante de la seguridad de nuestros datos. Se podrá “alquilar” el tiempo de esta figura para auditar la seguridad de los datos y evitar las tan temidas sanciones, y es que se está produciendo un cambio cultural fundamental que empieza a estar respaldado con políticas regulatorias. Este cambio viene asociado a la capacidad del usuario para controlar sus propios datos y que no sean un medio de pago fuera de su control.

En este sentido Telefónica está trabajando en una plataforma llamada Plataforma Aura en la que intentan dar herramientas sencillas al usuario para que administre sus datos conociendo a la vez los riesgos y beneficios que le pueden aportar.

Siempre interesante resultó la intervención de Marcos Gómez representando a INCIBE. Un estudio sobre las tendencias sitúa al Big Data, al IOT y a los nuevos dispositivos en el centro de las novedades tecnológicas.

Se prevé que para 2020 haya más de 50 mil millones de dispositivos conectados con lo que el problema de la fuga de información a través de todo tipo de dispositivos no parece baladí. La prevención es fundamental. Según el CIS, el 78% de los españoles está preocupado por su privacidad, un 9% han tenido problemas con videos subidos y que después han quedado fuera de su control.

Pedro Martín remarcó cifras mareantes: hoy en día en España 23 millones de personas navegan por la Red a diario, se producen cada día 20,7 millones de mensajes a través de whatsapp, hay 27,7 millones de usuarios de apps, un usuario medio utiliza 13 apps por dispositivo.

Ante este escenario no hay vuelta atrás posible. Hay que buscar pues el equilibrio entre la privacidad de los datos y el comercio que hacen con ellos, es decir, encontrar un justo punto medio entre el derecho a la privacidad y la comercialización de nuestros datos a través de fórmulas como el consentimiento expreso de todos los clientes para tratar sus datos, el interés legítimo o la anonimización.

Si no buscamos soluciones se puede producir un perfil de ciudadano europeo de dos velocidades: el que pueda pagar con dinero por servicios y el que no pueda hacerlo y tenga que pagar con sus datos.